Historia de Terror espeluznante

Esta es una historia de Terror corta, de creación propia inédita y espeluznante. Deja tu opinión al final.

Los hilos de la oscuridad

hilos negros

¡Menuda noche! – dijo María.
Ya ves… yo estoy algo mareada. – contesto Alba.
Pues para mi esta noche es lo normal. Romper la noche, beber, ya sabéis… – replicó Lis.
¿Sheila? ¿qué te pasa? estás rara. ¿Te encuentras bien? – le preguntó María.
Sí, sí, estoy bien. Me viene el bajón, que mañana tengo comida familiar…y uf… en fin. Yo os dejo aquí.
¡Te acompañamos! -dijeron sus amigas.
No hace falta, estoy a dos calles más abajo. – contesto Sheila.

Dicho esto, se despidieron y Sheila giró la esquina y empezó a bajar hacia su calle.
Así que iba andando, cada vez oía a sus amigas mas lejos, chillando como locas.

Sheila empezó a zambullirse de nuevo en sus pensamientos, hasta que un frío helado recorrió su espalda. De repente, notó dos presencias en su espalda y el miedo la saturó tanto, que no pudo hacer nada mas que andar más rápido.
Cada vez estaba mas cerca de su portal y cuando ya divisaba la puerta, vio una sombra larga y negra plantada delante. La sombra se retorció.

Sheila oscuridad

El miedo se apoderó totalmente de ella y seguía sin atreverse a girar la cabeza para ver si alguien la seguía, así que con naturalidad giró en la siguiente esquina, alejándose de su portal, con la esperanza que al dar la vuelta a la manzana de su casa, esa sombra hubiera desaparecido.

Sheila notaba como su corazón en vez de excitarse, cada vez latía mas despacio. Al mismo tiempo, un sudor frío empezó a recorrer todo su cuerpo. Bajó la mirada y levantando el brazo derecho vio como una nube negra y espesa le ataba la muñeca. De repente, vio como la otra muñeca también estaba rodeada por ese humo negro espeso.

Se quedó inmóvil, estaba atónita. El miedo y la incertidumbre la paralizó por completo, no pudo emitir ni una sonido que una fuerza muy grande la empujó dentro de un portal.

Pronto vio como esa masa negra le tapaba la boca y le rodeaba el cuello mientras hacia a jirones su ropa.
Una fuerza superior empezó a empujar en la parte más baja de su vientre. Algo apartó sus bragas y notó como si algo se introdujera dentro de ella. Varias veces, muchas veces. Empezó a notar dolor.
Al mirar abajo vio como tenia algo de sangre que le caía por la pierna. Ella cerró los ojos y su mente voló. Empezó a recordar todo lo que había hecho ese mismo día. La reunión de empresa, la llamada de su madre, la reunión con sus amigas, la fiesta… de repente despertó de ese corto sueño.

Sheila abrió los ojos y vio como se acercaban a lo lejos dos sombras. Cada vez estaban mas cerca… se acercaban, se acercaban. La iban a coger, ella no podía casi moverse, seguía paralizada.

Llama Paco, llama -le pareció entender a Sheila.
¡Llama por Dios! mira como está.
Pero dime Montse, ¿cuál es el teléfono de emergencias?

Sheila no entendía lo que decían esas sombras, pero cada vez las veía mas diluidas y empezaba a verlo todo más claro.

abriendo los ojos

¿Oigan? ¿oigan? por favor, vengan a la calle Mayor nº26 urgentemente, han violado a una chica joven. Está medio consciente.

Ahora sí, Sheila lo vio todo muy claro. Nunca había visto nada mas claro. Acababa de ser violada por dos desconocidos y no fue capaz ni de ver sus caras.


Volver a Historias de Terror cortas

1 comentario en “Historia de Terror espeluznante”

  1. Este relato introduce una triste realidad (por desgracia) y aun aderezándolo con todo el misterio del mundo, no deja de ser algo espantoso.
    Sigo leyéndote…. 👍😊

    Responder

Deja un comentario